21 jun. 2013

Tinglado de arrepentimiento

La justicia transicional es rechazada de plano por los abogados tradicionalistas que ven en el castigo máximo y la dosificación de las penas la única forma de aplicar justicia. No aceptan  las sanciones de poca monta ni  las normas transitorias que sirven para pactar un desarme y ven como alcahuetería la rebaja de penas comparadas con los daños causados por la intensidad del conflicto.
 
La justicia transicional mirada a primera vista es inadmisible para los penalistas de viejo cuño,  para los moralistas y los pacatos, porque implica rebaja de  penas, tratamiento preferencial, proceso especial y una no aplicación del derecho penal común, ven esta especie de suspensión como un desmonte parcial del estado de derecho. Si conserváramos esta postura no podría avanzar un proceso de paz que implica conciliación, perdón, rebaja de penas, indultos, reinserción, y tratar, aunque sea un formalismo  protocolario de invocar el olvido. La reparación es el componente más complejo por la cantidad de daños causados.

La justicia transicional montada o diseñada para salir de una situación de guerra o de dictadura o de caos nacional, busca mostrar algún castigo a los criminales sobre un tinglado de arrepentimiento y admite pagos punitivos mínimos con reparaciones expuestas al incumplimiento. Surgen entonces los debates  sobre la relación entre la justicia y el derecho, se reflexiona sobre la injusticia. Las lecciones de introducción al derecho y filosofía del derecho quedan impactadas por la nueva justicia permisiva y transitoria que superpone otras normas a las conocidas por jueces, abogados, tratadistas y ciudadanos enterados.

Pero es una nueva justicia de transición y excepción que sin ella la guerra continuaría y el caos humanitario se desbordaría más. Es una especie de justicia de excepción extrapolada de los estados de excepción conocidos, como el viejo estado de sitio o la conmoción interior actual, con normas transitorias. Algunas de ellas por reconversiones las volvieron permanentes. Las víctimas deben ser  reparadas, esto no tiene discusión de entrada. Otra cosa son las formas de reparación. Por ejemplo la devolución de tierras, la legalización de títulos, las indemnizaciones, etc.

El debate sobre la justicia de transición está abierto para las columnas de prensa, los ensayos sociojurídicos, tesis de grado, monografías, jurisprudencia, alegatos parlamentarios y discursos políticos. La ilusión del grueso de la población es el logro de la paz. La justicia transicional es un paso necesario para culminar la guerra. El riesgo es la otra burla, la pantomima, el teatro de las muecas con impostura. Y la redición de otras normas transitorias. El proceso de desmovilización paramilitar golpeó a la justicia transicional por las mascaradas conocidas.
Por: Alberto Ramos Garbiras