30 abr. 2013

Terrorismo Doméstico


El terrorismo doméstico es una variable del terrorismo nacional. Se presenta dentro del mismo país, no requieren sus autores ayuda externa ni conexiones internacionales para realizar el atentado, aunque tengan vínculos externos o su origen de inmigrantes y afectos nacionalistas o religiosos u origen racial los impulsen a cometer los hechos sangrientos. Las motivaciones pueden ser personales o actuar por la pertenencia a un grupo que los ha ideologizado. El perfil del protagonista de un atentado  terrorista doméstico parece ser el del fanático que cree contribuir a la motivación con la cual se ha identificado, causa política que otros si portan, llevan y militan.

El fanático aislado se convierte en terrorista y se autoconvence que con ello ayudará a impulsar la causa que los otros enarbolan. El noruego Breivik asesino de los muchachos militantes del partido socialdemócrata es una muestra de fanático aislado, actuó por xenofobia y rabia por las políticas de aceptación de ayuda a los extranjeros que el partido político de las víctimas ha practicado. También se puede considerar un acto de terrorismo doméstico el asesinato de 20 niños en Connecticut, el protagonista actuó de manera aislada respecto a cualquier grupo u organización, un demente imbuido por los videojuegos, afectado por alguna alteración bipolar. Lo que nos indica que hoy también puede aparecer como terrorista hasta un loco sin principios ni ideología como el demente que irrumpió en una sala de cine durante el estreno del último Batman, disfrazado de su contendor un terrorista que pone en jaque a la ciudad, y este a la sala del multiplex.

Al parecer los hermanos Tsarnaev que activaron los explosivos con rudimentarias ollas a presión en Bostón no pertenecen a un grupo terrorista específico, ni actuaron en red. Los indicios los relacionan con un sector islamista de Daguestán, influido por Al Qaeda y la revista virtual Inspire. Podrían ser células durmientes o en formación de un grupo islámico, pero la tipología del acto es terrorismo doméstico, ya estaban nacionalizados y gozaban de los mismos derechos de residentes norteamericanos. La rabia, el odio almacenado por islamistas contra EEUU y sus socios occidentales, los puede conducir a actuar de manera aislada, no solo porque pertenecer a un grupo terrorista o a una red de terroristas los involucra de manera directa en persecuciones, espionaje y seguimientos, sino porque la militancia dentro del terrorismo por naturaleza es actuar individualmente o con otra persona, no en grupos grandes, y menos como ejército; de esta manera eluden los programas policiales de persecución antiterrorista. Entonces, vasta con ser creyente en los propósitos antioccidentales para decidirse a colaborar de manera aislada, ahorrándose la militancia que se volvió más riesgosa. Ahora, si llegaren a resultar miembros de Al Qaeda, pues se colige, han copiado las nuevas maneras de pertenecer: en la clandestinidad más absoluta, con franquicia autónoma y como red invisible.

La persecución policial funcionó con la táctica del aislamiento, al estilo de vaciar la pecera, mientras las autoridades solicitaron a la ciudadanía permanecer en las residencias, sin obligar a nadie, los autores del atentado ya identificados por las redes sociales y las cámaras de seguridad, no podían permanecer en las suyas; al huir para esconderse fácilmente fueron encontrados por la colaboración de personas y por sus propios movimientos corporales. Así como las redes sociales virtuales(twiter, Facebook, reddit) han servido de conexión para la acción promoviendo las rebeliones árabes, o grandes manifestaciones en España con los indignados y otros países; ahora después del los hechos sangrientos durante la maratón de Boston en un tramo de la boylston Street, condujeron a que miles de personas que repudiaron el atentado, comenzaron a intercambiar imágenes, fotos, ideas, lo cual se convertía en indicios, pistas y huellas para reconstruir el iter criminis, permitiendo identificar a los autores. Aquí vemos una nueva modalidad de investigación: detectives gratuitos en red que, facilitan el trabajo de los organismos de investigación criminal.

Por: Alberto Ramos Garbiras.  
Profesor de Derecho Internacional, Universidad Libre.