8 abr. 2013

Norcorea Nuclear


La persistencia de Corea del Norte para producir y probar armas nucleares, su almacenamiento y actitud provocadora conllevó a nuevas sanciones de la ONU a principio de marzo 2013. La reacción ha sido desafiante contra su vecino Corea del Sur y contra EEUU. Las alarmas están prendidas desde finales de marzo viviéndose un estado de guerra y despertando tensión mundial. EEUU desplegó dos navíos destructores de misiles para contestar de inmediato cualquier ataque. Y anunciaron el desplazamiento de la plataforma naval sbx-1 provista de radares.

El 2 de abril la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución que busca perfeccionar un tratado sobre comercio de armas para bloquear el tráfico. El punto principal tiene que ver con el contrabando pero no regula la transferencia de armas a grupos armados no estatales y elude el tema de la ocupación de potencias a pueblos oprimidos. Regular el comercio de armas en el planeta es importante pero no soluciona el contrabando realizado por empresarios clandestino, alcahueteado por banqueros internacionales, ni termina con las guerras internas, ni acaba con los mercenarios y contratistas del paramilitarismo internacional.

En 1953 no se firmó un tratado de paz entre las dos coreas, acordaron un armisticio que ha mantenido en tensión durante 60 años a los dos países en que se dividió el territorio. La península coreana tomada desde 1910 por los japonés fue cercenada después de la segunda guerra mundial instalándose una doble guerra en la zona: 1. La guerra fría producida por las ideologías y los sistemas políticos de la postguerra sobre áreas de influencia(comunismo y capitalismo); 2.La molestia generada por el destazamiento de la península(geográficamente prolongación de China) en dos zonas diferenciadas, dos países en uno(como el caso haitiano y dominicano, pero en una isla).La reunificación pretendida por Norcorea llevó a la guerra de tres años que ahondó la división y terminó en el aislamiento y la intervención externa se profundizó sobre las áreas de influencia entre Rusia y los EEUU.

Los jefes de Estado de las dos coreas, la señora Park Gewn-Hye (sur) y Kim Jong-Un (norte), son radicales en sus posturas y defensa de las actitudes asumidas. La primera fortalece la alianza con EEUU y su presencia militar; el segundo, sus nexos con Rusia y el programa nuclear disuasivo y defensivo. La personalidad de Kim Jong-Un, su perfil y proveniencia denotan grandes similitudes con la intemperancia y autoritarismo de su padre, y permiten inferir la toma de decisiones impredecibles; más la influencia de su tío Jang Song-Thaek, conocedor de todos los intersticios del poder y del funcionamiento del ejército. Por lo tanto un riesgo para esa zona en el pacífico. Como líder supremo, orientador del parlamento y Secretario General del partido único, podría en cualquier momento ordenar un ataque con misiles de largo alcance y producir una guerra nuclear sin precedentes.

 Esa parte gris de la personalidad de Kim Jong-un se deriva del mismo hermetismo con el que fue criado y educado en el exterior para ser protegido por su padre. Una personalidad estatal incógnita 300 con una vida apócrifa ante los medios de comunicación mundiales; esto no permite a los psicólogos y politólogos aplicar el método conductista para colegir qué conducta puede adoptar. No puede ser el objetivo que esté solo tratando de ganar respetabilidad frene a surcorea; Kim Jong-un debe estar tratando de ganar respeto de los EEUU y los otros miembros integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU, para hacer respetar la soberanía norcoreana, insistir en la reunificación de  la península y buscar ser rodeado de sus afines del eje comunista.

Debe estar seguro de su capacidad destructiva para con bravuconadas alterar la región. Se teme que extrapole sus fantasías con los video juegos para trasladarlas a una guerra real, esto insta a los EEUU para acelerar su programa antimisiles en Alaska y realizar ingentes gastos. Atacar parece una firme decisión al haber solicitado que las misiones diplomáticas desocupen las sedes para evitar la responsabilidad con la eventual muerte de agentes extranjeros.  De producirse esa determinación letal, la primera fase de los ataques se centraría en surcorea, con armas químicas y biológicas, también; hasta realizarse la intervención norteamericana, en ese momento el conflicto se extendería a objetivos territoriales estadounidenses.

 Ya dispone de misiles de Hwason, Rodong de 300 y 1300 kilómetros de alcance, y en desarrollo el Taepodong con alcance de más de 2.500 kilómetros, estando en peligro no solo Corea del Sur, sino también territorios insulares de EEUU como Hawai y Guam. O el mismo territorio norteamericano con misiles transcontinentales de más alcance, siendo un misterio la disponibilidad del Taepodong-2. El riesgo sería mayor si Irán aprovecha la coyuntura confrontacional y decide acelerar su hostilidad contra Israel, complicándose el escenario en otros dos estados nucleares. En total 4 estados nucleares estarían alterando la paz mundial (Norcorea, EEUU, Irán e Israel); estados con ese tipo de arsenal surgidos de la guerra fría y del método disuasivo para evitar ataques, paradójicamente con el cúmulo de uranio enriquecido, una política de prevención para asustar al otro y hacer respetar la soberanía a convertirse en polvorín del estallido mundial, el terror nuclear estatal, alentaría de contera al terrorismo nuclear, superponiéndose al desarrollo de la guerra mundial irregular desatada desde septiembre 2001.

Después de 60 años de interferencia norteamericana desde el bastión surcoreano, el cúmulo de razones para Norcorea puede detonar con la disposición nuclear. 60 años para consolidar la convicción de que la mejor defensa preventiva y reactiva era disponer del arsenal nuclear. Por todos los indicadores de uranio enriquecido y producido, desde la base de Tongchang-ri y otros sitios, Norcorea parece no estar cañando.  Aunque en el mismo Pentágono algunos expertos no creen en la capacidad de las lanzaderas norcoreanas, dudan de la tecnología alcanzada para montar  y teledirigir misiles hacia targets específicos.

Desde la Casa Blanca el portavoz Jay Carney, insta a Norcorea al cumplimiento de las resoluciones de la OIEA sobre desmantelamiento y control de armas nucleares, aquí se evidencia la inutilidad del derecho internacional. Siendo las Resoluciones de los organismos internacionales una fuente del derecho internacional, no las cumplen todos los países obligados ha hacerlo; lo mismo sucede en los países donde no se ha logrado la paz interna, el derecho existe por la validez delas normas expedidas, pero estas no son eficaces sin la aplicación del uso del monopolio de la fuerza. A nivel internacional ningún Tribunal mundial hace cumplir esas decisiones sobre la disminución en la producción de material atómico.

El cine norteamericano ha abordado el tema del arsenal nuclear norcoreano en las películas tituladas “Behaind the enemy lines” (Detrás de las líneas enemigas), y recientemente en Red Dawn (amanecer Rojo), del director Dan Bradley, con el actor Chris Hemstworth, interpretando a un excombatiente de Irak con un padre jefe de policía, se ven abruptamente atacados por la invasión norcoreana en las ciudades de EEUU, debiéndose armar la resistencia con los volverin para resistir. Es un remake bien modernizado de la película dirigida por Jhon Milius, sin rusos enemigos.
Por: Alberto Ramos Garbiras
 Profesor de derecho Internacional
Universidad Libre.