4 ago. 2012

Lixiviados Agreden el Río Cauca

Desde que se clausuró el basurero de navarro no ha existido un tratamiento adecuado para los lixiviados, este líquido letal sigue escurriendo al río cauca, liquido producto de la  disolución de las basuras. Solo existe un almacenamiento rudimentario, no hay tratamiento. Y ni siquiera protegen las piscinas o lagos de lixiviados para que el volumen no aumente con las lluvias, no han instalado lo más elemental, unos toldos corredizos o techos protectores con canal perimetral. Esto no cuesta nada y habría evitado un mayor deslizamiento de lixiviados al río que surte de agua a los caleños.
El río Cauca sigue contaminado porque recibe descargas de aguas residuales de los municipios de aguas arriba, los cuales no tienen plantas de tratamiento de aguas residuales, no las tratan para convertirlas en lodos o biosólidos que es el tratamiento adecuado, lo que hace una planta de tratamiento como la PTAR. Los lixiviados recirculan dentro de los rellenos sanitarios por tuberías que drenan a lagunas o piscinas de lixiviados. Luego se les debe hacer un tratamiento, el problema con Navarro es que no fue un relleno sanitario, sino un botadero de basuras a campo abierto durante 30 años. Y estos líquidos que contenían metales pesados escurrían por las paredes de la montaña de basura. Si se hubiera cerrado a tiempo ‘el basuro’, hubieran frenado el problema. Después, aparte de la vieja montaña de Navarro hay una serie de montañitas que generan más lixiviados (2001 hasta el 2008), a esas montañas las llamaron vasos o módulos transitorios.

Cuando estuvo operando la empresa española "Serviambientales", empresa embaucadora encargada de la disposición final de los residuos y por ende de los lixiviados de Navarro, no hicieron la suficiente captación de los mismos, entonces descubrimos por medio de un informe de la Fundación Biodiversidad que operarios de esta empresa en la noche botaban con baldes y mangueras nocturnas los lixiviados a la madre vieja de río, un curso viejo por donde pasa el río cuando el afluente no está crecido, es un brazo del Cauca, pero cuando llueve, se vuelve parte de la corriente arrastrando todo este material contamínate que luego se mezcla con el agua del Cauca que después es captada por el acueducto de Puerto Mallarino. Además, también los tiraban al canal CVC Sur. Estos lixiviados siguen destilándose al río porque no existió durante años un tratamiento técnico.

Al destilar se produce percolación, que es igual a cuando alguien prepara café en un talego o colador de tela y ahí queda el residuo, lo destilado del café. Los lixiviados se van por el suelo y caen en las aguas subterráneas. --Percolación es el proceso de filtración de agua a las capas profundas de un terreno, movimiento y filtración de fluidos a través de materiales porosos no saturados--.

Emsirva no  empezó a tiempo siquiera la contratación para el tratamiento de los lixiviados que aún continúan contaminando, es decir no los están tratando. Hace un mes se anunció que se haría una licitación. La producción de lixiviados puede demorarse 15 años más, por ende el oxígeno del Cauca se va agotando. Y todos los peces ya se irán extinguiendo. Las personas que viven en el jarillón, que son invasores, que no tienen infraestructura, toman agua del río sin tratar, con eso cocinan. Por eso están más expuestos que otra gente de la ciudad, porque la temperatura durante la cocción no elimina muchos gérmenes ni bacterias.

Los lixiviados llevan metales pesados como mercurio, cadmio, nitrito, nitrato. Esos metales crean los trihalometanos, que posteriormente envenenan el agua y contaminan el pescado que habita estas aguas y son consumidos por pobladores del área, entre ellos mujeres en estado gestante.

La mayor parte de los problemas de salud de los caleños son gastrointestinales. La gente vive muy enferma en Cali. La virosis no solamente es ambiental ni atmosférica, es por el agua. Las malformaciones son las teratogénicas, que es el efecto, por el consumo de esos metales. Es la enfermedad que aparece como causa de la contaminación con un efecto diferido. Por ejemplo hace unos años vimos  niños macroencefálicos, con labio leporino, hijos de  madres embarazadas que han consumido el agua o pescado contaminado. La Universidad del Valle hizo el estudio y determinó que fue por el consumo de esta agua.

Por: Alberto Ramos Garbiras.  Profesor de derecho ambiental, Universidad Libre y Universidad Santiago de Cali (USC).