22 ago. 2011

Terror Estatal y Terrorismo

La cacería despiadada contra terroristas palestinos de Gaza, en agosto 2011, muestra al mundo, otra vez, la política de terror estatal de Israel, bombardeos implacables ataques aéreos de aplastamiento en el barrio Zeitum y la zona de Nusseirat, en respuesta a los ataques a dos buses en la jurisdicción de Eilat, en el sur de Israel, límites con Egipto. La conducta vengadora y milenaria del ojo por ojo, aplicada antes de que aparecieran las normas del Derecho, para regular las conductas en las sociedades, es la que practica el Estado de Israel ante los ataques de milicianos palestinos dispersos nucleados en el Comité de Resistencia Popular(PRC) que, tampoco obedecen a las autoridades de Gaza, gobernada por Hamás un partido político formado por ex militantes de células terroristas que, acudieron a esta forma de enfrentamiento para reclamar el territorio ocupado, no devuelven las tierras invadidas, Israel continua construyendo en suelo palestino.

La conducta estatal israelí sin freno de la ONU, sin respeto a las reglas de la guerra ni de los tratados sobre el derecho internacional humanitario, se enfrenta a la conducta de milicianos terroristas enfrascados en una guerra irregular. El conflicto entre ambas naciones, una disputa por el territorio, ha pasado por varias etapas de mediación y acercamiento diplomático, fracasan las conversaciones y aparecen los ataques con terror estatal desde Israel y con terrorismo desde Palestina. Benjamín Netanyahu, como Primer Ministro, es un continuador de la intransigencia y el estilo despiadado de Ariel Sharom. Las respuestas aérea son la continuación de la Operación Plomo Fundido de enero 2009 que se llevó a cabo para desarticular túneles, dañar puertos y afectar los cuarteles de Hamás.

“El problema con Hamás no es que ejerza funciones de Gobierno como resultado de elecciones, sino que no ha renunciado a tácticas de terrorismo como parte de su más amplia agenda. Decir esto no supone carecer de una perspectiva critica respecto al modo en que el Estado de Israel ha respondido y responde a esos actos de terrorismo. Cuando se responde al terrorismo con el propósito no ya de privar a los terroristas de sus bases sino de intimidar a la población en cuyo seno e desenvuelven los terroristas, estamos ante un uso táctico del terrorismo. Y se espera e una democracia que no se conduzca de ese modo para contener y erradicar las expresiones de conflicto que le suponen un desafío” (Reinares, 2011)

La reclamación palestina ha ocupado saltuariamente las páginas de los periódicos durante más de 40 años, estos enfrentamientos de agosto se producen en el contexto de una convulsión mundial por las revueltas árabes, la guerra civil en Libia y la intervención de la OTAN, la confrontación violenta en Siria, las manifestaciones masivas de los indignados en España, los levantamientos incontrolados en Inglaterra, la quiebra de Grecia, la recesión económica en países del norte, etc., entonces la desatención es previsible. El Presidente Barack Obama hizo una propuesta racional en mayo 2011, sugirió que se respeten los límites fronterizos existentes en el año 1967 para alcanzar la paz en el oriente próximo, respetando Jerusalén-este, más las tierras de Cisjordania y Gaza. El Señor Netanyahu no acató la propuesta y ha continuado admitiendo más asentamientos de ocupación a Palestina.

Entonces, es una contradicción palmaria por la falta de cumplimiento del D.I.P., es la que comete Israel al no respetar las Resoluciones 242 y 338 de la ONU sobre los territorios ocupados de Palestina, además sigue colonizando y agrediendo con fiereza. La ONU tendrá que exigir ese cumplimiento aprovechando la postura de Barack Obama sobre la definición de linderos ubicables en el año 1967, como se lo expuso a Benjamín Netanyahu.

(*) Politólogo, catedrático de Ciencia Política, Universidad Libre.