19 mar. 2011

Error Estatal en Libia

Un ataque estadounidense para proteger a la población civil Libia le acarrearía costos inconmensurables y un tercer frente de guerra que afectaría su economía.

La solución debe ser multilateral y EE.UU. solo participar como parte de las fuerzas armadas de la ONU. La Unión Europea retrasa una decisión tajante sobre el caos humanitario desatado en Libia.

De otro lado, la comunidad internacional congregada en la ONU no puede permanecer impasible ante el terror estatal desatado por el gobierno libio que con paramilitares, mercenarios y parte del ejército masacra, tortura y ejecutan a la población en una guerra civil iniciada abruptamente, sin armas suficientes y sin preparación. Los milicianos ya perdieron el control sobre la zona petrolera de Ras Lanuf.

El cierre de la embajada norteamericana decisión diplomática drástica es un corte de relaciones, el pronunciamiento del primer ministró inglés David Cameron conminando a Gadafi para que se retire de Libia y el reconocimiento de Francia al Consejo Nacional Revolucionario de transición liderado por el ex Ministro Mustafá Abdel Yalil, dándole rango de beligerante, son pasos indicadores de los rechazos en cadena que vendrán contra Gadafi y su amorfo régimen.

No han sido los terroristas islámicos los alentadores de estas rebeliones populares. Y los manifestantes tampoco pertenecen a los grupos terroristas.

El Sr. Gadafi Jefe Absoluto del estado libio, acorralado por las protestas no solo ordenó que le dispararan a la multitud sino que estigmatizó a los protestantes como si fueran reclutados por Al Qaeda, como drogadictos y desadaptados: en un discurso desfasado y televisado. Después amenazó en sentido contrario, dijo que si los países occidentales se entrometían entonces se entendería con Al Qaeda para difundir el pánico en Europa. ¿Hasta ahora qué papel han jugado los grupos terroristas en las rebeliones árabes? A primera vista, ninguno, porque en Túnez ni en Egipto, ni en Yemen, ni Bahréin, se presentaron actos terroristas para adobar las movilizaciones populares. Esto diluye en parte el estigma racial de terroristas a todos los árabes y musulmanes.

Zona de Exclusión Aérea
La tardanza para conformar una zona de exclusión aérea (no fly zone) se explica por la logística que debe desplegarse al tener que desmontar primero la artillería antiaérea instalada en territorio libio que, implica ejecutar acciones militares de ocupación. Si no se desmonta esa artillería tierra-aire, entonces, los vuelos de control corren un alto riesgo de ser derribados. Quitarle el poder aéreo a un gobernante es un acto que lleva a los principios del respeto de la humanización del conflicto porque la desventaja en el uso de las armas letales disminuye, y se evitan grandes masacres.

La zona de exclusión aérea como operó en Bosnia-Herzegovina tiene raíz jurídica en el Derecho Internacional Público y lógico, en el Derecho Internacional Humanitario, porque no puede existir razón de Estado de los gobernantes para justificar ataques con desproporción en el uso de las armas: con la aviación viene el aplastamiento.

La dubitación de EE.UU., la influencia occidental mayoritaria en la ONU, y la posición europea ambigua para desatar la ayuda a los milicianos enfrascados en la guerra civil Libia, se presentó porque no conocen el origen político de la mayoría que decidirá qué rumbo tomará el eventual gobierno que derroque a Gadafi, y si estos le tenderían el puente al islamismo insuflado por chiitas, y qué conexiones tendrían con Irán. El miedo al aparecimiento de un gobierno conectado con terroristas islámicos es una de las razones que explica la dilación para ayudar al pueblo bombardeado, decretando la ONU una zona de exclusión aérea.

Los estados-bastiones petroleros, así sean de ideología contraria e irrespeten los derechos humanos son el apoyo económico para el Imperio. Mientras el petróleo continúe siendo la principal fuente de energía, entonces, los enclaves petroleros de Oriente Próximo tienen interés para los EE.UU. y los países occidentales, y la estabilidad de esos gobiernos, también. La ideología queda relegada ante lo económico. Por eso la ONU se demoró pero ya la guerra civil se humanizará sin bombardeos.