24 ene. 2010

“Salvar dos Humedales”

Por: Alberto Ramos G. (*)

El Fondo Mixto Para la Promoción del Deporte acaba de entregarle al DAGMA un estudio de casi 2000 páginas con aspectos jurídicos, sociales, culturales, históricos, ambientales, arquitectónicos, de ingeniería civil y sanitaria, sobre cómo intervenir interinstitucionalmente para salvar las lagunas (humedales) del Pondaje y Charco Azul, en el Distrito de Agua Blanca.

Los estudios dispersos y desactualizados que realizaron otras empresas se ven aquí remozados para ejecutar acciones administrativas que pongan a funcionar un Plan de Recuperación a 5 años para salvar las dos lagunas que son las que regulan las aguas lluvias que caen en la ciudad; esos reservorios están hoy colmatados de sedimentos, materia orgánica, escombros, lodos, y afectados por el vertimento de las aguas residuales que EMCALI no ha suspendido para que se reconduzcan a través de un colector que las lleve a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR).

El estudio del Fondo Mixto, adelantado con la empresa I.WATER, y un grupo de profesionales, ambientalistas, como Armando Palau, Leopoldo Sánchez, Luís Antonio González, Jorge Plazas, expone que para la recuperación de la capacidad reguladora de ambas lagunas se deben llevar a cabo primero actividades de dragado para la remoción de los materiales depositados en el lecho de as lagunas y remoción de los escombros; dragado de corte para determinar un nivel parejo del fondo de las lagunas, y por último la remoción de los materiales vegetales(como el buchón de agua) ya que estos se han constituido en un elemento adverso, por la disminución de la capacidad de almacenamiento; además de que afecta el intercambio de gases entre las aguas contenidas en las lagunas y la atmósfera, con lo que se favorecen las condiciones anaeróbicas de los humedales.

El Plan incluye la conversión del entorno en una zona recreativa, deportiva y educacional, con vocación paisajística y ecológica; integración de la ciudad a través del área de influencia de las lagunas con SITM, la estación intermedia del MIO, con la Alameda de Oriente, el Centro Comercial Río Cali y el Parque Teatro de EMCALI. Pero existe la urgencia de relocalizar viviendas, tareas para las Secretarias de Gobierno y Vivienda de la Alcaldía , viviendas en crecimiento producto de las invasiones que le han quitado a las lagunas la faja protectora o ronda, hoy desvegetalizada, desarborizada e impactada la flora y la fauna del sector.

El Dr. Antonio González recomienda la continuidad de un dosel arbóreo para configurar la unidad de paisaje y recuperar los habitats de los diferentes estratos ecológicos, incrementando la siembra de palmas con acentos verticales y guaduales con acentos dinámicos, a fin de conformar un pulmón urbano que mejore la calidad del aire de la zona. Las inundaciones que Cali sufrió durante el primer semestre 2008 se deben a la tala y erosión en la ladera, de donde se desprende el barro que discurre por la calles, y a la obturación o taponamiento de estas dos lagunas que no alcanzan a captar todas las aguas lluvias. Se deben, entonces, definir los linderos con su área de protección y amortiguación, y remover o extraer más de 400.000 mts cúbicos de sedimentos para despejar el área del espejo lagunar.

(*) Ex Procurador Ambiental del Valle.


ALBERTO RAMOS