25 ene. 2010

"Norcorea: estado nuclear"

Por: Alberto Ramos G. (*)

El régimen presidido desde Pyongyang justificó el hecho argumentando que lanzaron un cohete de tres piezas para colocar en órbita un satélite de comunicaciones; mientras sus adversarios surcoreanos afirmaban que ese cohete tenía la propulsión de un misil intercontinental con capacidad de llegar a los EEUU incorporando una cabeza nuclear.

-

Antes del 5 de abril de 2009, el Consejo de Seguridad de la ONU pudo haber actuado preventivamente porque conocía el anuncio de la prueba nuclear norcoreana y estaba apurado por la presión Japonesa, para evitarla, pero el veto Ruso-Chino, no dejó prosperar la decisión. Como ha ocurrido en muchas ocasiones, desde la guerra de las dos coreas (1950-1953), en el seno del Consejo de Seguridad están enclavados los intereses por los países amigos de las potencias mundiales. Después de producido el hecho violatorio de la normativa vigente, de no producirse una medida drástica, continuará el desacatamiento y la carrera nuclear de Corea e Irán. De contera y con efecto negativo, Irán incrementará su producción nuclear clandestina, rompiendo “la balanza” sobre la geopolítica en el Medio Oriente que sostiene EEUU, dominando coaliciones militares y políticas de las zonas en conflicto: Irak, Afganistán e Israel.

-

Barack Obama durante su viaje a Praga, coetáneo al suceso de la prueba nuclear, planteó una propuesta para disminuir los arsenales nucleares, comprometiendo a los EEUU para ratificar el Tratado de desmantelamiento y prohibición de ensayos nucleares: Hillary Clinton, como Secretaria de Estado dijo que la acción de norcorea era un desafío a la comunidad internacional, se mostró “decepcionada” ante la imposibilidad del Consejo de Seguridad para sancionar la prueba, ante la renuencia de China y Rusia, invocando moderación y el derecho al veto. El Presidente Obama declaró con énfasis y convicción, “el compromiso de EEUU para buscar la paz y la seguridad en un mundo sin armas nucleares”.

-

Entre las medidas que expuso el Presidente Obama están:1) Un nuevo tratado internacional para poner fin a la producción de material fisible,2) Realizar una cumbre internacional sobre seguridad nuclear que establezca los mecanismos de supervisión,3) Crear un banco de combustible nuclear para no descartar la energía nuclear de cara a los programas de sustitución de energía y al progreso,4)Nuevas negociaciones con Rusia para reducir los arsenales nucleares,5) Solicitar al Senado de los EEUU la ratificación del tratado de no proliferación de armas nucleares que ya han firmado 148 países,6) Fortalecer con más recursos el tratado de no proliferación de armas nucleares,7)Renuncia de EEUU a la construcción del escudo antimisiles (proyectado para emplazar en Polonia y la República Checa), si la amenaza iraní es eliminada.

-

Con un ensayo nuclear subterráneo y el lanzamiento de cinco misiles desde la península de Corea, utilizando en parte la base costera de Musudan-Ri, en mayo 2009, el régimen de Pyongyang(capital norcoreana), activó la hoguera de los temores para toda la zona asiática y el mundo occidental; esas pruebas nucleares inconsultas son una señal de la paranoia oficial norcoreana, pero también de su rearme, capacidad destructiva, ganas de retar a la ONU, un desafío al Derecho Internacional Público, y la reafirmación de la soberanía amenazando a sus contradictores, al mejor estilo de las lecciones que dejó la guerra fría, pero más que disuasión, son advertencias clara e indudables, al borde de una conducta lunática por la convicción de creer poder enfrentar a la comunidad internacional, desacatando toda la normativa sobre la materia. Ya no se quiere dejar vigilar, a raíz de la puesta en marcha del PSI (iniciativa de seguridad contra la proliferación de armas nucleares, suscrita por 90 países), con Corea del Sur interceptando naves. Se piensa que Norcorea está ya en capacidad de disparar un cohete de largo alcance.

Corea del Norte tiene dos aliados en el Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia y China, que en esta ocasión no podrán ser laxos al discutir la clase de sanción aplicable. Son sus aliados de la guerra de los años 50s cuando Corea del Norte abrazó la ideología comunista en una primera definición armada por las áreas de influencia entre el capitalismo y el comunismo, después de la Segunda Guerra Mundial. Pero hoy, en el contexto de la globalización, de la cesión de soberanías, de la occidentalización de los negocios, de muchas prácticas y costumbres en la China y en Rusia, entonces, Norcorea no puede seguir pensando como si dispusiera de aliados incondicionales.

Esta situación es una verdadera prueba de fuego para Barack Obama que, a solo cuatro meses de posesionado, y habiendo dado muestras discursivas de inclinarse hacia el multilateralismo en política internacional, tendrá que actuar cautelosamente para no dar pie a la detonación de un conflicto armado nuevamente entre las dos coreas, donde Japón se inclinaría también por Corea del Sur, detonante inicial que encendería después toda la zona de indochina; EEUU, entonces no deberá aplicar una medida unilateral sino, apoyado plenamente en la votación del Consejo de Seguridad de la ONU, respaldado por el pronunciamiento de los grandes bloques(G-20, Unión Europea), ampliando el grupo del PSI, y sobre todo, sabiendo negociar con China, país que más influye sobre Norcorea por: vecindad, tradición, raza, ideología, sistema político, ayudas económicas, comercio, etc.

Esta crítica coyuntura nuclear podrá servir al Consejo de Seguridad del organismo multinacional para colocar en cintura a todos los estados nucleares porque el desmonte de las armas nucleares debe ser paralelo, sistemático, gradual y real, con el fin de evitar excusas y pretextos de que, otros conservan todo el arsenal nuclear y no se obra de manera equitativa con el desmantelamiento; los dirigentes norcoreanos se quejan de una vigilancia sesgada sobre ellos pues argumentan que otros países también hacen pruebas nucleares, y sobre todo, dentro de los miembros del Consejo de Seguridad hay unos, sin que ellos se autolimiten o regulen. Es crítica la coyuntura política internacional porque con Corea del Norte armada nuclearmente se corre el peligro que venda arsenal al mercado negro, a los terroristas islámicos, o avance para establecer una alianza con Irán.

(*) Profesor-investigador, Universidad Santiago de Cali (USC), catedrático de Ciencia Política, Universidad Libre.