25 ene. 2010

“Estados Nucleares”.


Alberto Ramos Garbiras(*)

Los Estados Nucleares son aquellos que poseen, construyen y amenazan, velada o abiertamente, con el uso de las armas nucleares, así haya terminado la guerra fría, la época de la bipolaridad capitalista-comunista, pero hoy, en medio de la globalización de la economía y del juego de los bloques económicos regionales, cuentan con un arsenal pare defender su soberanía: forma global de defensa autonómica. Los Estados Nucleares no son muchos, pero definen la geopolítica mundial. Unos vienen haciéndolo desde que terminó la Segunda Guerra Mundial, otros rebrotaron después de la caída del muro de Berlín. Los Estados Nucleares, entre otros, son: EEUU, Rusia, Alemania, Francia, Israel, India, Pakistán, Irán y Corea del Norte.

Estos países se rearman soterradamente y violan disposiciones internacionales. ¿De qué sirve el Derecho Internacional Público, las resoluciones de la ONU y los tratados sobre el desmantelamiento de las armas nucleares? El control desde la OIEA, el organismo de la ONU encargado de vigilar el desmantelamiento se hace írrito, irrespetado por la forma secreta de actuar, a pesar de los protocolos de vigilancia y al espionaje inacabado. Corea del Norte acaba de lanzar un misil balístico de largo alcance, so pretexto de lanzar un cohete para ubicar un satélite en órbita. La resolución 1718 de la ONU prohíbe los ensayos con misiles balísticos, pero a mediados del 2006, Norcorea había hecho lo mismo y todo quedo en el plano de las admoniciones. Además lo hacen en el momento de la reunión del G-20 y de la redefinición de la OTAN cono pacto de seguridad de los países atlantistas.

El desmonte de las armas nucleares y el freno a la producción de otras, depende todavía del comportamiento ruso-norteamericano, es decir, el comportamiento de ambos países respecto a sus áreas de influencia en los ámbitos ideológico y comercial. Los coletazos de la guerra fría se han sentido en muchas decisiones visibles hasta enero 20 de 2009, por ejemplo: el comportamiento de EEUU en relación a Cuba, o el de Rusia ante Georgia; o el de EEUU y su prohijamiento de Israel, o Rusia respecto a Irán.

****

La conferencia sobre seguridad en Munich, marzo 2009, fue un indicador de que la situación podría cambiar, se conoció la propuesta de Barack Obama consistente en la reducción del número de ojivas nucleares a un tope de mil por cada país, y la disposición de reanudar el cumplimiento del tratado de reducción de armas estratégicas firmado por ambos países desde 1991, temática que durante las dos administraciones de George W Bush estuvo bajo un manto de incertidumbre para renegociar el desmonte.

La posición europea sobre el proyecto nuclear iraní se fijó con claridad durante el encuentro de Finlandia (agosto 2006), lugar de la cumbre de ministros de relaciones exteriores, posición que fue en otras palabras reiterada por Kofi Annan el 3 de septiembre de 2006 ante el presidente Ahmadineyad, y ampliada por la cabeza visible de la política exterior europea Javier Solana días después; la Unión Europea (UE) piensa que, Irán debería aceptar las propuestas de ayuda para su desarrollo comercial y nuclear y suspender el enriquecimiento de uranio, aportando además garantías para confirmar la naturaleza pacífica de los procedimientos atómicos que está implementando. Pero el desafío iraní sigue adelante, porque argumentan con evasivas que ellos también tienen derecho a la investigación científica.

Desde Teherán, la capital, juegan con los factores adversos para la Unión Europea y los EEUU: 1) el temor a una crisis mundial inmediata al ensancharse el mapa del conflicto (Irak, Afganistán, Líbano y Palestina);2) la posición favorable de Rusia y China porque son reticentes a las sanciones.

(*) Politólogo, Universidad Javeriana.