24 ene. 2010

“Descarbonizar el Aire”





Por: Alberto Ramos G. (*)

El cúmulo de monóxido de carbono emitido por los exostos de los vehículos en Cali, configura una nata negra en el aire que, uno puede observar desde la estatua de Belalcázar y, más gigante como un hongo, desde la estatua de Cristo Rey. Más de 400 carros entran en circulación cada mes y no existe un proceso visible de confinamiento en cementerios de carros particulares, ni de chatarrización del parque automotor público, como se hace en los países desarrollados. Además el crecimiento del número de motos sin control esta haciendo insoportable la circulación en Cali. Mientras tanto los ciclistas sufren las embestidas de los vehículos por la falta del carril apropiado o cicloruta.

Aquí los modelos de carros viejos son mirados y mimados como joyas, presentándose un rehúso excesivo y una extensión del mercado del usado., inclusive un día de la feria de Cali se dedica al desfile de carros antiguos, colándose los viejos sin mantenimiento. Y hay talleres de mecánica dedicados a reconvertir vehículos para ponerlos en circulación A la par no se hacen las revisiones periódicas de las emisiones atmosféricas desde fuentes móviles. De esta manera el aire de Cali se afecta por una contaminación de monóxido de carbono en proporción ascendente. Y los trancones crecen por la circulación de carretillas con escombros y chécheres.

La medida del pico y placa está funcionando, pero tenemos que llegar al Día y Placa para proseguir en el proceso de descarbonización del aire. Todo el día sin sacar el vehículo dependiendo de la placa, para vehículos particulares y públicos. Debemos hacer el esfuerzo, si no se saca en horas pico, pues se puede hacer todo el día y le proporcionamos trabajo a los taxistas que estén de turno. Por esta razón la propuesta de el día sin carro que está anunciando el Secretario de Tránsito, Fabio Cardozo, debemos apoyarla, porque estas son pruebas piloto a gran escala para descarbonizar la atmósfera, mejorar la calidad de vida y avanzar hacia medidas de limpieza en l a movilidad que contribuyan a diezmar los efectos del calentamiento global.

(*) Ex director del DAGMA, Ex Procurador Ambiental del Valle.

ALBERTO RAMOS