25 ene. 2010

Acercamiento Ruso-Venezolano.


.
Alberto Ramos Garbiras(*)

El despliegue de pruebas militares con aviación y naves marítimas rusas en el Caribe venezolano (aviones TU-160 y un crucero de propulsión nuclear), permiten elaborar la prognosis de una redefinición estratégica de Moscú, fortaleciéndose con aliados fácticos en América Latina para relanzar el pulso con EEUU por las áreas de influencia que se vivió en los años de la guerra fría.

La visita a Venezuela del presidente ruso, Dimitri Medvedev, a finales de noviembre 2008, exhibió el anhelo de Chávez para concretar acuerdos diplomáticos, económicos, militares y de cooperación; le sirvió para demostrar que la línea castro-comunista existe pero con las variables y avances del socialismo del siglo XXI, tratando de fortalecerse en varios aspectos de cooperación internacional: la energía nuclear también con fines civiles, la producción de gas, la exportación de petróleo, el intercambio de tecnologías, y la exploración espacial.

El telón de fondo del encuentro Chávez-Medvedev venía confeccionándose desde antes del triunfo de Barack Obama, y es el resultado de la tensión ruso-norteamericana generada durante el segundo Gobierno de George Bush en el marco de la disputa por la influencia sobre algunos países de la ex URSS; por los ataques desembozados de EEUU a algunos aliados comerciales de Rusia en Oriente Medio, y por la continuación del programa del escudo antimisiles.

De esta manera el corrimiento, reafirmación y aproximación diplomática de Rusia en el Caribe y el Norte de Sur América, obedece a una estrategia de reposicionamiento geopolítico de cara a los desarrollos de la política exterior para la segunda década del siglo XXI. El arranque de la administración Obama despierta múltiples expectativas y disminuirá, en un comienzo, la tensión vivida desde la incursión militar de Rusia en Georgia, en espera de la definición, anuncio y líneas de acción de la política exterior que implementará Barack Obama.
(*) Profesor de Ciencia Política, Universidad Libre.