30 jun. 2012

Sobre el Voto en blanco

El voto en blanco es una opción válida y una forma concreta de participación, es una vía de expresión inconformista con los candidatos del tarjetón, y es una manera de expresarse sin escoger, pero sí de oponerse. Pero antes de votar en blanco el elector debe pensar, A) ¿qué clase de lección se trata?, B) ¿en qué Departamento vive?, C) ¿y cuál es la realidad concreta que enfrenta esa región? No se puede hablar solo de las virtudes del voto en blanco en abstracto. 

En cada justa electoral o coyuntura específica el voto en blanco tiene un valor, no siempre significa lo mismo. Muchos intereses ocultos tienen los blanquistas (promotores del voto en blanco), algunos de disfrazan de blanquistas porque no pudieron inscribirse, otros, no pudieron participar con el candidato de sus apetencias, otros esperan la repetición de las elecciones para concurrir con candidato financiado irregularmente, la mayoría si actúa de buena fe y con la intención de corregir la situación calamitosa.

El valle del cauca esta frente a una elección atípica (súbita, imprevista, y por fuera del calendario normal), recientemente ha pasado por la destitución de dos gobernadores que fueron disciplinados por incurrir en conductas violatorias del ordenamiento legal. El presupuesto público fue destazado y la administración departamental se manejó con incuria. Antes de ellos otros gobernadores también fueron improvidentes y depredadores. El departamento del Valle recientemente fue rebajado de categoría, la deuda pública es altísima y los recaudos no tienen nuevas fuentes activas.

El valle tiene dos retos inmediatos. 1) Con la nueva ley de Ordenamiento territorial LOOT, por dignidad le corresponde liderar la región del pacífico (Nariño, Cauca, Chocó y Valle) y jalonar mega proyectos, 2) Con el TLC en vigencia desde el 12 de mayo le toca enfrentar la nueva forma de competitividad que ello trae, y volver el campo más productivo para evitar un desequilibrio del mercado y no dejar ahondar la pobreza extendida. En estas circunstancias votar en blanco es extender la incertidumbre y facilitar, si las elecciones se repiten que, grupos organizados con dineros ilícitos elijan en una próxima contienda electoral, a alguien que solo vea el Estado departamental como botín.

El Valle del Cauca tiene que salir de la interinidad y la incertidumbre en que la han postrado administraciones recientes. Población habilitada para votar debe participar escogiendo candidato de sus preferencias. No postergar decisión votando en blanco. No seguir en plan abstencionista dejando que otros decidan por ellos, para luego en tertulias o en familia quejarse de la mala administración.

Las encuestas son herramientas de quienes las hacen para inclinar la balanza de una opinión que puede ser manipulable a su favor. Allí empieza a jugar el tema del llamado voto útil. Ganará en nuestro Valle del Cauca el voto en blanco, solo si logra vencer en su totalidad a los tres candidatos. Esto lo logrará si obtiene el 50% más uno del total de votos sufragados. Voto en blanco puede tener peso en Cali. No se cree incida en ciudades intermedias, menos en poblaciones pequeñas.

El Valle del Cauca necesita trascender, salir de la crisis, ganar en confianza, volver a tener credibilidad en el contexto nacional. La democracia nos brinda la oportunidad de elegir y ser elegidos. Ejerzamos ese derecho y hagamos un control ciudadano sobre los gobernantes con el fin de que en la administración pública la corrupción y la politiquería no sean algo normal sino excepcional. El liderazgo debe ser ejercido para que el Departamento se ubique el sitio que le corresponde en Colombia. Vote en conciencia por el candidato de sus preferencias. Es una oportunidad que lleva a un reto. Acompañemos a la opción que para nosotros es viable y sigamos el proceso que adelante el gobernante en el ejercicio de su mandato. El Valle es responsabilidad de todos, así esta afirmación suene a frase de cajón.

Si el  voto en blanco  ganara  mañana 1 de julio por mayoría simple, es muy difícil que gane por mayoría absoluta como está vigente por revisión de control constitucional de la Corte Constitucional a la última reforma política o Ley 1475 del año 2011(en la Sentencia 490 del año 2011 la Corte Constitucional declaró inexequible el Artículo 9 de la Reforma Política del 2009 que ordenaba repetir elecciones cuando el voto en blanco hubiera logrado más sufragios que el candidato o lista, es decir que existiera mayoría simple). Creemos que esta sentencia de la corte constitucional se hizo pensando en la cualificación de los votos, en este sentido: si los candidatos inscritos que pertenecen a partidos políticos y despliegan todos sus esfuerzos y logística con sus adherentes para poder  participar no alcanzan a convencer, entonces el voto en blanco para superarlos debe ser de la mayoría absoluta (mitad más uno, de todos los votos depositados en las urnas). La Corte también pensó que no es válido el voto en blanco para competir dentro de los tarjetones que promueven mecanismos de participación como el referendo.

 Por: Alberto Ramos G. y Hugo Espinosa V.